¿FUMAR EN CACHIMBA ES SANO?

La desinformación a veces, nos provoca problemas, muchas veces los problemas son la causa principal, ¿fumar en cachimba es sano?

El origen de las cachimbas

Surgieron en el Oriente hace siglos, pero durante las actuales décadas se han popularizado en el Occidente, principalmente entre los jóvenes, sobre todo porque se fuma en conjunto y en grandes cantidades por la falsa creencia de que su consumo es inofensivo para la salud. Son cómodas de identificar por su estructura estirada, con una base de vidrio redonda y una larga boquilla maleable. Son las que popularmente son conocidas como shisha o cachimba, aunque su nombre apropiado es el de narguile.

La realidad según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha avisado que las cachimbas son tan dañinas como fumar cigarros, ya que pueden ocasionar cáncer, padecimiento pulmonar obstructiva crónica (EPOC) e contagios. Son un peligro para la salud de los consumidores tanto adictivos como pasivos.

Fumar en cachimba no es sano

La SEPAR testifica que una sesión normal con este método de humear equivale a inhalar más de 200 veces el humo de un cigarro. Este humo presenta los equivalentes niveles altos de monóxido de carbono, metales pesados y sustancias cancerígenas que el de un cigarro. Además, se ha justificado que terceras fuentes de calor, como la madera o el carbón, contienen sus propios agentes tóxicos. Ccompartir la boquilla entraña riesgo de contagios al no estar dotadas de ningún régimen que las haga más seguras.

Por lo tanto, se insiste en que humear en cachimbas es tan perjudicial como los cigarros. Se piensa que deben estar sujetas a una regulación equivalente a los productos del tabaco.

En el último Euro barómetro sobre cualidades de los europeos frente al tabaco y los cigarros electrónicos marca que un 13% de los consumidores europeos utilizan las cachimbas. En España figuran a un 2% de los tabaqueros. Es una moda entre los jóvenes, de tal grafía que el 28% de los adolescentes de entre 15 y 25 años occidentales las han consumido en alguna ocasión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *